Emprender es la mejor forma de negocio hoy en día. Has crecer tu negocio inmobiliario y sé un líder en el mercado.

Para tener tu propio negocio inmobiliario no necesitas rentar un local y contar con personal, sino ¡la decisión de emprender! Has de tu oficio de agente inmobiliario una empresa personal en la que tus servicios y tus conocimientos se vendan por sí mismos. Poner en marcha un negocio inmobiliario necesitas de herramientas como una buena conexión a internet, computadora, teléfono y estos tres consejos que te ayudarán a tener una mente clara, enfocada y creativa para sostener tu nueva empresa.

Para ser un Emprendedor Inmobiliario exitoso es primordial conocer tu negocio a profundidad.

Como les escribí en el artículo sobre las ventajas de trabajar en casa, la pandemia de COVID-19 ha promovido el surgimiento de una nueva ola de emprendimiento y si a eso le sumamos sus consecuencias, como el desempleo y la reducción de ingresos, es simple entender que la necesidad nos impulsa a crear un negocio rentable y escalable desde la comodidad de tu casa. Es así como un emprendedor inmobiliario debe hacer uso de su experiencia para que ese mismo bagaje cultural y profesional le permita vender un servicio a una escala empresarial, donde su imagen, su marketing online, su visión de negocio y la forma de negociar abran el camino.

Los pasos para ser un emprendedor inmobiliario

El negocio inmobiliario puede ser altamente rentable. Para tener éxito, como en cualquier otro negocio, es primordial que conozcas tu negocio a profundidad. En efecto, debes saber los impactos de la economía, todos los papeleos jurídicos y contar con relaciones públicas pero, más allá de estos fundamentos, requieres de estas tres bases que te llevarán a la cima efectiva y rápidamente:

1.- Un plan de negocios

Para llegar a tu meta debes conocer el camino. ¿Sabes qué quieres ofrecer en tu negocio inmobiliario? Establece los objetivos y delimita tus metas, así cómo las estrategias que emplearás para obtener los resultados que esperar. Se trata de proyectar, conseguir y realizar objetivos.

Si estructuras bien tus planes alcanzables será más fácil obtener los resultados que esperas y, por lo tanto, la motivación será precisamente ese motor que te llevará a buscar más. Por ejemplo, si trabajas planes diarios o semanales (pensemos a corto plazo), te permitirá mantenerte enfocado y estimulado, pues verás que siguiendo al pie de la letra tus tareas, tu negocio se mantiene productivo.

¿Cómo empezar tu proyección? Empieza por lo elemental:

  • Estudios de mercado de tu zona
  • Costos e ingresos
  • Presupuesto
  • Inversiones de crecimiento
  • Preparación de tus redes sociales, blog, sitio web

2.- Negocio Online

Poner tu negocio online es la clave hoy en día. Además del tema de la pandemia y que estamos ya trabajando con una generación de clientes como Millennials, como les explicaba en el artículo de cómo vender una propiedad a esta generación, es importante entender que nuestras estrategias y marketing inmobiliario deben estar fuertemente proyectadas en internet.

No se trata de subir a Facebook solamente tu catálogo de propiedades, sino es muy importante promover lo que sabes hacer, tus servicios y los beneficios que puedes brindar tanto a clientes como propietarios pero, lo más sobresaliente, es saber segmentar tus anuncios. Es decir, es vital aprender marketing digital, saber hacer campañas y llegar a los clientes adecuados. Muchas veces se nos complica entender el lenguaje online, desde nuestro sitio web hasta las redes sociales, por eso es recomendable contratar el servicio de expertos en el tema. Se trata de una inversión que puede dejarte muchas ganancias a tu negocio.

¿Qué debe contar tu negocio online?

  • Diseño web
  • Contenido bien escrito, excelente copywriting
  • Fotografías y videos profesionales (YouTube, TikTok)
  • Uso adecuado de SEO inmobiliario, conocer palabras clave

3.- El arte de elegir y negociar

¿Crees que vale la pena exclusivar una propiedad que está muy por encima del precio de la zona? Definitivamente es tiempo perdido. No tiene caso poner todos los huevos en una canasta que es insoportable cargar. Este tipo de situaciones te llevan a entender que, si empleas toda tu energía en un negocio que no va a generar frutos a corto plazo y quizá nunca bajo ciertos estándares de negocio, podrías estar perdiendo tiempo valioso y llegar a la frustración. Así es, debes entender que lo que menos deseamos es alcanzar niveles de frustración, pues requerimos para nuestro negocio grandes dosis de motivación. Así que hay que aprender a elegir nuestras batallas. No se trata de estar en una zona de confort o mediocridad, sino de simplificar y alcanzar la mayor cantidad de metas en el menor tiempo posible.

Asimismo, una vez que tengas una propiedad en exclusiva, es importante saber detectar las virtudes de la casa o departamento que tengas, por ejemplo, si cuentas con una estancia iluminada, es saber mostrarla en tus fotos o videos. Si sabes lo que tienes, sabrás cómo y a quién venderlo.

Ser emprendedor inmobiliario no es imposible, pero sí requiere esfuerzo, concentración y mucho trabajo. Sigue estos tres pasos que pueden llevarte al éxito en tu empresa como agente inmobiliario. En Neximo te damos todo el asesoramiento que necesitas para la implementación de los mejores recursos digitales y profesionales para las empresas inmobiliarias.


Esperamos que el artículo te haya dado información valiosa que podrás aprovechar para mejorar tus habilidades de asesor inmobiliario. Si estás interesado/a en aumentar tus ingresos como asesor inmobiliario, en Neximo tenemos todas las herramientas que necesitas. 
Ingresa a la siguiente liga y conoce la oportunidad de negocio que ofrece la primera inmobiliaria digital de México: https://lp.neximo.mx/registration-formno2dn1yq

Author

2 Comments

  1. Rocío Falcon Reply

    Hola, buenos días, busco información sobre franquicia inmobiliaria, tengo duda si Neximo es una revista o es lo q busco?
    Quedo en espera de sus comentarios,
    Saludos
    Rcfg

Escribe un comentario