Existen diferentes opciones a la hora de contratar un crédito hipotecario que se ajuste a tus necesidades. Aquí te ayudamos a elegir el correcto para ti:

  • Revisar la oferta hipotecaria de las diferentes instituciones bancarias y créditos públicos. En la página de CONDUSEF es posible encontrar cuadros comparativos para ayudarme a elegir.
  • ¿Cuánto puedo permitirme gastar en una propiedad?
    • Acudir con varios oferentes de crédito para que revisen mi historial crediticio y que puedan hacerme una propuesta de préstamo hipotecario.
  • Ser honesto con mis finanzas. Lo recomendable es que las mensualidades no superen el 30% de mis ingresos netos.
  • Revisar el total de mis deudas.
  • La suma de mis deudas y el crédito hipotecario no debe superar el 40% de mis ingresos netos.
  • Investigar los diversos tipos de créditos y esquemas que ofrece cada institución.
  • Recordar que los intereses son la cantidad adicional que tendré que pagar por el crédito. Hay varios esquemas, explora la oferta en el mercado.
  • Para ayudarme a comparar los diversos créditos hipotecarios, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) recomienda utilizar su simulador de crédito hipotecario.
  • Considerar que con un crédito hipotecario vienen otros costos que considerar como gastos de investigación, avalúo, comisión por apertura del crédito y los gastos notariales. La mayoría de los créditos hipotecarios incluyen seguros cuyo costo se cubre con mi pago mensual.
  • Con plazos largos el pago mensual es menor, pero al final la cantidad total a pagar será mayor. En cambio con plazos más cortos el pago mensual es mayor, pero la cantidad total que pagaré será menor.
  • Buscar una propiedad que pueda pagar, siempre habrá una opción que se ajuste a mi bolsillo.
  • Encontrar una propiedad y calcular los gastos adicionales de mantenimiento que tendré que realizar en ella para habitarla.
  • Para que mi propiedad tenga mejores posibilidades en el mercado debo revisas la calidad de la construcción y acabados, la infraestructura y calles cercanas.
  • Guardar en un lugar seguro los documentos de la hipoteca.
  • Revisar y tener presente cuáles son las penalizaciones en caso de que me atrase en los pagos. También es importante conocer los seguros incluidos en mi crédito.


Esperamos que el artículo te haya dado información valiosa para ayudarte en la compra de tu propiedad. Si necesitas ayuda de un asesor profesional o simplemente quieres ver propiedades que no encontrarás en otros portales, ingresa a: www.neximo.mx

Author

Escribe un comentario