En esta guía te presentamos los roles del arrendador y  del arrendatario a la hora de rentar una propiedad.

Arrendador

  • Pedir referencias de cada uno de los posibles inquilinos y llamar para pedir informes al respecto. Se aconseja usar un servicio de “reference check”.
  • Realizar un contrato de alquiler asesorado por un abogado.
  • Determinar el método de pago (depósito, transferencia bancaria, pago al agente administrador).
  • Pedir un depósito, el cual servirá para cubrir los posibles daños que se ocasionen por el mal uso del inmueble o para cubrir el costo del consumo de servicios que no hayan pagado los inquilinos. Se recomienda proteger este deposito en una cuenta segregada.
  • Entender y respetar todas las leyes y reglamentos de seguridad.
  • Hacer todas las reparaciones que sean necesarias.
  • Rentar la propiedad en buenas condiciones. Se evitaran quejas de los inquilinos.
  • Verificar que estén en buen estado la instalación eléctrica, la plomería, calefacción y aire acondicionado.
  • Solo puede visitar la propiedad, en caso de alguna revisión, en horas razonables y tras previo aviso (aviso 24 horas antes).
  • Si el inquilino notifica su cambio de domicilio 30 días antes, debo verificar que la propiedad se encuentre en buen estado. Si es así, debo devolver el depósito.

Arrendatario

  • Antes de buscar una propiedad, entender cuáles son las responsabilidades del arrendatario.
  • Verificar que la persona que me está alquilando es la dueña del inmueble o tiene derecho sobre la propiedad.
  • Conocer las reparaciones de las que el propietario es responsable, como: techo, paredes, tuberías, suministro de agua, gas, electricidad, etc.
  • Leer cuidadosamente el contrato.
  • Firmar un contrato de arrendamiento.
  • Pagar la renta en tiempo.
  • Notificar al propietario sobre cualquier reparación que tenga que realizar durante los primeros 7 días de uso del inmueble.
  • Cuidar la propiedad.
  • Notificar con 30 días de anticipación en caso de querer mudarme en el futuro. No debo realizar ninguna alteración al inmueble sin que esté enterado el propietario.
  • Si decido cambiar la cerradura, se debe entregar una copia de las llaves al dueño de la propiedad.


Esperamos que el artículo te haya dado información valiosa para ayudarte en la renta de tu propiedad. En Neximo, contamos con asesores especializados en la venta y renta de propiedades.

Si quieres rentar rápido, sin rompecabezas y al mejor precio posible, descarga nuestra guía “Los 6 Métodos poco conocidos para aumentar el valor de tu propiedad”. Sólo da clic en el siguiente enlace para descargar la guía: https://neximo.clickfunnels.com/guia-6-etapas

Author

Escribe un comentario