Invertir en una propiedad para ponerla en renta puede ser una inversión muy acertada, como lo vimos en la nota anterior, Invertir en una propiedad para rentar: Cómo elegir la propiedad ideal. Siguiendo con estos consejos, ahora nos enfocaremos más en los factores que se tienen que considerar a la hora de rentar tu propiedad, ya que no solo es comprarla, sino también pensar en cómo va a ser todo tu proceso de renta como dueño.

Es momento de pensar en los aspectos necesarios para poner en renta tu nueva propiedad, ya pasaste por el proceso de selección y ahora toca el siguiente paso. Para esto es necesario planear cómo anunciar tu propiedad, ya que necesita un pequeño empujón para que puedas tener una mayor cantidad de prospectos y puedas rentar tu propiedad lo más rápido posible.

• Precio de la renta

Establecer un precio para la renta es el primer paso. En este caso, es importante que realices una investigación en la zona en donde se encuentra tu propiedad y conozcas cuál es el precio de otras propiedades y compares varios elementos, como: ubicación, amenidades, servicios, acabados y los requisitos para poder rentar. Si puedes, comienza tu investigación visitando distintos portales inmobiliarios, pero si quieres conocer más a fondo, puedes solicitar una visita a los departamentos para tener un mayor conocimiento y establecer una renta competitiva en tu zona.

Comprar para poner tu propiedad en renta será una gran inversión si consideras desde el principio los factores importantes para que tu proceso y seguimiento sea exitoso.

• Plusvalía

En el sector inmobiliario existen tendencias por las zonas donde se ubican las propiedades, es importante tratar de estar al día o informarte al respecto sobre cómo van cambiando de valor las zonas, y muy importante, conocer la tuya a detalle. De esta manera puedes ajustar el precio de la renta y planear a futuro el tipo de mantenimiento que le quieres dar a tu propiedad para que siempre se mantenga vigente y llamativa.

• Gastos y mantenimiento

Para este punto es importante primero definir si el precio de tu renta incluye mantenimiento y/o servicios, y cuales. Una vez que tengas bien claro cómo va a ser el acuerdo a la hora de poner en renta tu propiedad, lo que sigue es estar en constante supervisión. Rentar una propiedad también incluye pagar impuestos, estar al pendiente de reparaciones y mantenimiento de la propiedad, saber si todos los pagos de los servicios están al corriente y evitar atrasos que te corresponden como propietario.


Estos son algunos de los consejos a la hora de decidir si comprar una propiedad para ponerla en renta, en futuros artículos abordaremos otros puntos más específicos sobre este tema y te platicaremos más al respecto por si estás interesado en tomar este camino y tener un ingreso extra. Si estás interesado en conocer cómo elegir la propiedad ideal para ponerla en renta, puedes visitar nuestra nota anterior.

Si te gustaría recibir asesoría (gratis) de un asesor, en Neximo contamos con asesores capacitados para ayudarte en la compra de tu propiedad. Es un servicio gratuito que ofrecemos para ayudar a todos los interesados en adquirir una propiedad. Para solicitar más información del servicio, visita nuestra página en www.neximo.mx y solicita una llamada con un asesor.

Author

Escribe un comentario