Cuando uno se encuentra en posición de comprar una casa se pueden cometer algunos errores por la misma emoción y las ganas de tener una propiedad a tu nombre. Errores como comprar impulsivamente, esperar a tener un mejor ingreso o pedir un préstamo sin saber qué conlleva, pueden ser algunos de los más sonados.

Así que antes de que te aventures a comprar una casa, queremos compartirte algunos consejos para que puedas prepararte lo mejor posible y cumplas el sueño de tener tu propio hogar.

• Comienza a partir de tu sueldo

Como primer punto es importante realizar un ejercicio de finanzas personales en donde pongas sobre la mesa los ingresos y gastos de tu día a día, incluso tomando en cuenta algunos lujos. En el momento que eres capaz de observar las entradas y salidas de dinero, tienes que armar un escenario en donde la propiedad que quieres comprar se convertirá en un gasto periódico, pero que no interfiera con los gastos básicos del hogar. 

La mejor estrategia es otorgar mensualmente un porcentaje de tus ingresos y por ningún motivo recurrir a ese dinero. Es un error común que este gasto de la propiedad se convierta algo complicado de mantener, ya que se pueden acumular deudas que a largo plazo son imposibles de pagar.

• Cuida y se consciente de tus emociones

En este punto se retoman algunas cosas del consejo anterior. Una vez que se tiene un visualizado un escenario desde el lado monetario, es importante ser consciente de tu alcance y tus limitaciones monetarias. Un error común es aspirar a una propiedad por arriba de los ingresos actuales, que con el tiempo conduce a una deuda difícil de liquidar. Lo importante es no identificar tus necesidades, controlar tus emociones y convertir el escenario en algo lo más realista posible para evitar que tú mismo te engañes y te convenzas de adquirir algo que no puedes pagar. 

• Asesórate

La ayuda nunca está de más. Pueden existir incidentes legales que te pongan en riesgo si es la primera vez que te aventuras a comprar una casa. Por esto mismo, es importante buscar ayuda profesional, puedes recurrir desde un principio a un agente inmobiliario, hasta un notario que te ayude a comprobar que todo el proceso no tiene ningún fallo legal.

Buscar ayuda un aspecto clave. Existen expertos dispuestos a ayudarnos y hacer de este proceso lo más sencillo posible.

• Considera la ubicación

Elegir una ubicación puede depender de varios factores, desde el estado civil, tus futuras metas, hasta gustos personales. En este punto es importante proyectar tu plan de vida y tomar una decisión que se ajuste mejor a las necesidades a mediano y largo plazo. Decides si será en una ciudad muy habitada o a las afueras. De igual manera, considera tiempos de traslado y servicios a la redonda para que en un futuro no tengas problemas para cumplir con tus necesidades prioritarias.

• Investiga y pregunta

Es de suma importancia hacer una investigación de la propiedad que quieres comprar para asegurarte que no cuenta con adeudos, problemas legales e incluso fallas estructurales. Pregunta todo sobre la propiedad al dueño en turno y, si no sabes por dónde comenzar, recuerda que siempre puedes solicitar ayuda a un experto para que te prepare durante todo el proceso.


¡Perfecto! Con estas recomendaciones estás mejor preparado para no empezar desde cero. Recuerda que adquirir una propiedad es un proceso que conlleva tiempo, paciencia y dedicación. Esperamos que este artículo te haya sido de mucha ayuda y puedas dar el primer paso para comprar la propiedad que tanto deseas.

Si te gustaría recibir asesoría (gratis) de un asesor, en Neximo contamos con asesores capacitados para ayudarte en la compra de tu propiedad. Es un servicio gratuito que ofrecemos para ayudar a todos los interesados en adquirir una propiedad. Para solicitar más información del servicio, visita nuestra página en www.neximo.mx y solicita una llamada con un asesor.

Author

Escribe un comentario