Desafortunadamente, es muy común que seamos víctima de una estafa inmobiliaria. Esto puede suceder por un descuido nuestro o porque simplemente tuvimos la mala suerte de encontrarnos con un estafador de primer nivel.  El lado bueno de esto es que existen entidades que te pueden ayudar. En esta nota hablaremos de esas entidades y de qué puedes hacer para evitar este tipo de fraude. 

Antes que nada, queremos decirte que si fuiste víctima de un fraude inmobiliario, entendemos que te hayas llegado a sentir frustrado con la sociedad y contigo mismo. Estos casos son más comunes de lo que deberían y las autoridades ya lo han notado. Por lo mismo, ya hay muchas entidades que regulan esto. De la misma manera, si aún no has sido víctima de esto, quizá puedes evitarlo con las siguientes observaciones. 

¿Cómo no caer?

La forma más común de fraude inmobiliario es que te pidan una cantidad de dinero anticipada para que puedas apartar el inmueble. En estos casos ni siquiera existe una garantía del inmueble. Después de pedirte varios anticipos, el “dueño” empieza a ignorar al comprador y desaparece con el dinero.  

Otro modus operandi recurrente es el siguiente; el dueño de la propiedad vende la misma más de una vez. Es decir, se trata de una venta duplicada. En este caso, la primera persona que compra la propiedad, es en efecto, la dueña. Mientras que las otras personas que compraron la propiedad posteriormente, son estafadas. 

La última forma es la más moderna. Sucede mediante internet. En ocasiones las propiedades que se encuentran en sitios de compraventa de inmuebles en internet ni siquiera están a la venta y mucho menos, quienes la anuncian tampoco son los dueños. Una recomendación general para todos estos casos es ir a conocer la propiedad personalmente y asesorarte con un buen notario.  Te recomendamos darte una vuelta por nuestra entrada sobre cómo comprar propiedades por internet.

Ya fui víctima de fraude, ¡¿Qué hago?!

Como comentamos antes, sí hay autoridades a las que podremos acudir en este caso. La primera de ellas es la PROFECO, donde puedes levantar una queja por la relación vendedor-comprador. Aquí se puede hacer algo apelando al incumplimiento de contrato. 

La otra opción es acudir al Ministerio Público. Aquí se levanta un acta para que se presenten los hechos y las identidades del vendedor y comprador. Aquí se puede proceder a un juicio que indique la devolución del dinero depositado. 

La última opción es acudir directamente a un juzgado.  Aquí también puedes pedir una devolución del dinero involucrado, sin embargo puede ocurrir algo común. Contactar al vendedor ya no es tan sencillo pues ya cambió de dirección. Por lo mismo, cuanto antes se actúe mejor.  

Más vale prevenir

Podemos tomar muchas medidas antes de iniciar negociaciones. Lo primero es conocer al arrendador personalmente, investigar información del inmueble, realiza tus compras en sitios certificados de inmuebles.  Finalmente, bajo ninguna circunstancia deposites dinero antes de siquiera visitar el inmueble. Puede ser de mucha ayuda el saber cómo empezar con este proceso de comprar una propiedad.

El fraude o estafa inmobiliaria es más común de lo que pensamos. Es recomendable no dar ningún anticipo antes de conocer la propiedad y tener un contrato que avale los acuerdos.

Sin duda, debemos estar atentos a las señales de fraude que se nos pueden presentar al momento de comprar un inmueble. Esperamos que con estos consejos que te brindamos ya puedan identificar más fácilmente si se te llega a presentar un posible fraude. 

Si te gustaría recibir asesoría (gratis) de un asesor, en Neximo contamos con asesores capacitados para ayudarte en la compra de tu propiedad. Es un servicio gratuito que ofrecemos para ayudar a todos los interesados en adquirir una propiedad. Para solicitar más información del servicio, visita nuestra página en www.neximo.mx y solicita una llamada con un asesor.

Author

Escribe un comentario