Vestir bien y estar perfumado no lo es todo: necesitar encontrar tu verdadera personalidad comercial para generar más ventas. ¿Tienes dificultad para conseguir clientes, cerrar ventas o posicionarte en el mercado inmobiliario? Si respondiste en su mayoría afirmativamente significa que es muy posible que tu problema sea tu personalidad como vendedor inmobiliario.

Así es, la actitud, la manera en cómo te conduces durante una entrevista con un cliente o propietario, o simplemente tus estrategias y procesos de venta no son los más asertivos. Para desarrollar la mejor personalidad comercial como Agente Inmobiliario consiste en trabajar mucho en la seguridad con que te proyectas, así como el conocimiento y dominio de las técnicas, procesos, administración de una transacción o negociación inmobiliaria. Es decir, la parte con la que naciste y te desarrollaste como individuo (tu forma de ser, pensar, actuar, responder, accionarte) se complementa con tu formación profesional. Si sumamos las dos ecuaciones tenemos el 100 % de efectividad en tu quehacer inmobiliario.

Tener una Personalidad Comercial te dará la seguridad, la claridad, el profesionalismo, la amabilidad
y la autenticidad para lograr más clientes, cierres y posicionarte en el mercado.

Encuentra tu equilibrio en tu personalidad comercial

Así es, tener la mejor personalidad comercial como Agente Inmobiliario debemos conseguir un equilibrio entre nuestra personalidad individual y la profesional. ¿Pero cómo logro encontrar esa personalidad?

No tienes que imitar a los mejores, sino ser tú mismo, encontrar tu centro, tu zona segura y desde ahí construir tu propia personalidad como agente inmobiliario. No se trata de ser el “simpatías” de los bienes raíces, tampoco del señor Mr. Popularidad, o “el cáeme bien”, ¡eso no! Se trata de saber cuáles son tus fortalezas personales y cuáles las profesionales, entonces podrás explotarlas y sacarlas a relucir. Puedes ser muy bueno para vender residencias de lujo y eres muy bueno para hacer videos en Facebook, pues con ese combo de virtudes trabaja y crea una propia personalidad.

En pocas palabras: trabaja desde tus virtudes y grítale al mundo que ahí estás.

Cómo ser genuino en tu negocio inmobiliario

Se trata de trabajar cómodo siendo quien eres y no quien pretendes ser o que alguien más te presione a ser. Es importante ser muy consciente de tus virtudes y defectos, fortalezas y debilidades. Si dominas tu propia personalidad individual y profesional te será fácil descubrir la de los demás.

Al ser franco contigo mismo estás actuando desde tu realidad y eso te permite comunicarte y percibir al prójimo tal como es. Esa es una virtud que nos regala la transparencia: el ver las cosas como son y no como queremos que sean.

Cuando trabajas desde tu realidad no fantasiosa podemos realizar ventas muy asertivas, porque vamos a tratar al cliente tal cual como deseamos ser tratados: Eso es un vendedor con una personalidad real en el mundo inmobiliario.

Cuando trabajas desde tu realidad no fantasiosa podemos realizar ventas muy asertivas, porque vamos a tratar al cliente tal cual como deseamos ser tratados: Eso es un vendedor con una personalidad real en el mundo inmobiliario.

Ahora, te pregunto nuevamente: ¿Tienes dificultad para conseguir clientes, cerrar ventas o posicionarte en el mercado inmobiliario? Seguro podrás tener más claro cuáles son los aciertos y errores que estás cometiendo desde tu lado profesional y personal. Para triunfar como agente inmobiliario necesitar tener un balance entre ser un buen vendedor y un buen asesor.

Es ahí la clave donde nuestra personalidad como agente inmobiliario juega un papel importante: La seguridad, la claridad, el profesionalismo, la amabilidad, la autenticidad, todo eso es un combo que debes trabajar y lo lograrás siendo genuino, verdadero y real.

Recuerda que en Neximo nos preocupamos por brindarte todas las herramientas que necesitas para que obtengas una personalidad completa, salir a campo y lograr toda la actitud y profesionalismo que necesitas para lograr el éxito.

Author

Escribe un comentario