¿Quieres ser el crack del mercado inmobiliario? Para captar una propiedad en exclusiva o un cliente necesitas todas las herramientas necesarias para generar confianza. Una tarjeta de presentación puede ser una forma perfecta para dar esa imagen excelente de ti. ¡Aquí te digo cómo lograrlo!

Uno de los elementos más importantes de tu imagen profesional es la tarjeta de presentación. No es un tema menor, al contrario, ese pequeño papelito tiene una misión: ¡qué te recuerden! Así es, es un pequeño post it mental para ese cliente en búsqueda de casa y, mejor aún, para el propietario que podría pensar en ti para darte su propiedad en exclusiva. Pero, ¿cómo hacerla atractiva y memorable, y no convertirse en un papel más en la cartera destinado a extraviarse entre otras tarjetas, el calendario y el voucher bancario?

Tu tarjeta de presentación habla de ti. Un cliente puede buscarte o no, según la imagen que proyectes en ella.

Una tarjeta de presentación es la promoción más tangible y personal que existe. Sí, en efecto, hoy en día las redes sociales son clave y necesitas para la promoción de tu servicio. Si no tienes Facebook, Instagram, YouTube y hasta TikTok, no existes, sin embargo, lo que antes, ahora y después prevalecerá es tu tarjeta de presentación.

Para tener una tarjeta de presentación que, además de ser original y atractiva, venda por ti cuando no estás frente al cliente tiene su ciencia. No sólo se trata de que un diseñador profesional te ayude a crear visualmente esa tarjeta despampanante, la madre de todas las tarjetas, ¡no, se requiere mucho más! También importa lo que contenga, ese contenido que hable por ti, explique por ti, conquiste por ti. Sigue estos 4 tips que debes seguir si es que quieres que tu tarjeta haga su chamba cuando tu estás ocupado viendo Netflix.

Tip 1. Debe ser una en un millón

Sabemos que no hay nada nuevo bajo el Sol, pero sí puedes esforzarte en que tu tarjeta no sea una del montón. ¿Cómo? Usa colores, marcas, textura y hasta tipo de letra diferente y poco común. Tu tarjeta debe resaltar entre las demás. No te estoy diciendo que sea amarillo chillante o rosa mexicano, ¡no!, se trata de tener clase, personalidad y estilo. Un buen diseñador te va a ayudar a crear una tarjeta con un diseño impresionante. No te pongas creativo con los tamaños, recuerda que deben caber en cualquier tarjetero o cartera. Así que unos 9 x 5 cm es un buen tamaño para su portabilidad. Estudios apuntan que los mejores colores sin los azules o verdes.

Cuidado con el color. Cada uno de los colores del espectro tiene una connotación psicológica diferente. Para dar percepción de confianza y credibilidad como agente inmobiliario los mejores colores son los azules y los verdes, pues son colores amables y generan confiabilidad. Tu diseñador debe conocer muy bien la psicología del color del marketing y sabrá qué color va mejor con tu personalidad y lo que quieres decir y a quien quieres llegar.

Tip 2. Debe leerse con claridad

Cuida el tamaño de la letra y el color de la tipografía en perfecto contraste con el color de tu tarjeta. Cualquier persona debe poder leerla con facilidad. No debes perder tu oportunidad en que llegue a las manos de alguien que forzosamente requiere sus lentes, pero éstos fueron olvidados en la casa. Necesitamos que todos puedan leerlo en cualquier momento. Tu tarjeta debe ser fácil y práctica de usar, no una chamba para quien la tiene. El tipo de letra que uses va a decir mucho de tu personalidad y queremos que te perciban como alguien claro, fácil, práctico de entender y, sobre todo, accesible.

¿Qué datos poner?

Hay una expresión que se usa en inglés: “Keep it simple!” Lo más sencillo muchas veces es lo más trascendente. Así que sólo limítate a poner:

  • Correo electrónico
  • Sitio web (no pongas el www, sólo fulanito.com)
  • Redes sociales (usa los íconos)
  • Teléfono personal (usa los 10 dígitos).
Tip 3. Conquista con una frase

Tienes sólo una oportunidad de que la frase que elijas sea la que haga que el cliente jamás te olvide y no termine tu tarjeta en el bote de basura. ¿Qué haces y qué puedes hacer por tu cliente? Eres un Asesor Inmobiliario que tiene la solución de sus vidas.

Tu tienes que venderte como alguien que resuelve problemas, tanto a quien está buscando una propiedad como para quien desea vender. Refuerza constantemente frases como “Yo resuelvo, llámame”, “Yo te ayudo, llámame”, “Yo conozco del tema, llámame”, “Yo doy soluciones, llámame”, “Yo cumplo, llámame” y “Soy especialista, llámame”, entre otras que reafirmen confianza y, sin fallar, esa acción que invite a que deben marcarte.

Tip 4. Aprovecha SIEMPRE la parte trasera

No dejes nunca en blanco la parte trasera de tu tarjeta. Es el mejor espacio para publicitar tu negocio, el lugar para dar el jalón de atención o la extensión de tu mensaje. Puedes poner algún contenido que tengas en tu sitio online y poner la liga. Esto ayuda a que los clientes te conozcan más y puedes atraer gente a tu portal. También puedes poner frases creativas donde asegures que contigo van a vender rápido y seguro como “Nosotros vendemos tu casa en menos de un mes, compruébalo, llámanos ahora mismo”. Otra opción es promover algún plus que tenga tu agencia inmobiliaria, como lo que tiene Neximo para sus clientes, y poner: “¡Gratis! Con nosotros tienes la póliza de protección jurídica de arrendamiento. Llama ahora mismo” o el logotipo de tu negocio para que lo recuerden más fácil.

¿Te das cuenta de que tener una tarjeta de presentación bien hecha, original, creativa y profesional puede hacerte ganar uno o muchos millones de pesos? Espero te haya gustado este artículo y, sobre todo, sea de tu utilidad.

Esperamos que el artículo te haya dado información valiosa que podrás aprovechar para mejorar tus habilidades de asesor inmobiliario. Si estás interesado/a en aumentar tus ingresos como asesor inmobiliario, en Neximo tenemos todas las herramientas que necesitas. 
Ingresa a la siguiente liga y conoce la oportunidad de negocio que ofrece la primera inmobiliaria digital de México: https://lp.neximo.mx/registration-formno2dn1yq

Author

Escribe un comentario